Buscar

El Invitado Indiscreto

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Archivos
    Archivos Contiene una lista de todos los artículos de blog que se habían publicado anteriormente.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Verónica Cuevas, la hermana de Paloma, se casa

  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir
Verónica Cuevas, la hermana de Paloma, se casa

Se casa la hermanísima, la de Paloma Cuevas, la de la reina Letiza ya lo hizo y no nos dió portada, de nuevo marketing monárquico desaprovechado. Todos tenemos derecho a la intimidad y más si eres reina. Marca de la casa a partir de ahora.

Dejando a la soberana a un lado, no debe ser fácil casarse siendo la hermana de Paloma Cuevas, menos sabiendo que será ella, o cualquier otra invitada couche quien acapare más flases que tú. Tampoco debe de gustar que la crónica que cualquier invitada haga de ese día no verse acerca de tu vestido, de tu sonrisa o de tu gracia al caminar. Tu hermana, la  invitada famosa, la famosilla o la conocida de turno iran en negrita y cursiva  o en formato imagen vía whatsapp antes que tu .  Es lo que tiene mezclar al populacho con el papel couche. Los Cuevas saben salir airosos de estas. Todos unos maestros de las relaciones públicas.  

Muchos deberían aprender. Aprender la condición que da ser “hermana de” y comportarte como tal. En esto radica la elegancia. En ser la perfecta segundona. En ser, asumir, y cumplir. Es aquí cuando viene la distinción, la discreción, la prudencia, la cautela…el estilo de cada uno. La marca de la casa. Heredado, aprendido o adquirido. La novia ha brillado con independencia de tener una hermana capaz de eclipsar. Bravo por Verónica. Sencilla en su elección. Romanticismo en su punto justo. Clásico encaje y escote barco. Predilección de las Cuevas. Sus cuellos piden lucirse a gritos. Natural y despejada. Como el equilibrio entre el verde y el blanco de la decoración.

b2ap3_thumbnail_boda-hermana-Paloma-Cuevas_MDSIMA20140623_0158_31.jpg

b2ap3_thumbnail_Boda-H.PC-olga-martinez-via-divinity.jpg

Fotos: Olga Martínez via Divinity

Paloma de azul, azul bebe, aguamarina, se empeñan en decir algunos, un tanto diurno. Hubiesen sido un color y largo perfecto para una coronación que empezaba a las 09:30, la de bocas que hubiese callado nuestra reina si hubiese optado por el largo. Aunque impecable, Dña. Letizia iba de corto, ni mejor ni peor, de corto, no de largo. Decisiones y claras intenciones.  Letizia no es Paloma, ni Paloma Letizia, una mujer de rey, otra mujer de torero. La una opta por el blanco la otra por el rojo español.

b2ap3_thumbnail_el_torero_enrique_ponce_y_su_mujer_paloma_cuevas_con_los_reyes-via-zeleb.jpgb2ap3_thumbnail_gtres-via-zeleb.jpg

Fotos: via Zeleb

Me desvío por los pasillos de palacio sin darme cuenta. Perdónenme pero es donde hay orden y encajado protocolo. Las bodas de tarde me despistan. Invitadas  dignas de focos de alfombra roja, trasparencia y rasos, supongo que en el fondo divierten. Aunque con 500 invitados hay muchos que se salvan. Nati. Impactante. Barroca. Excesiva. El largo no es necesario. Me vuelve a la cabeza Dña. Letizia. Por lo demás. Nada mucho más destacable. Bueno si, que Enrique Ponce canto unas rancheras a los novios.

b2ap3_thumbnail_Gema-Ruiz.-Olga-Martinez-via-Divinity.jpgb2ap3_thumbnail_transpa.gifb2ap3_thumbnail_gtres_u258020_030.jpg

Fotos: Olga Martinez via Divinity y Zeleb.

 

en El Invitado indiscreto Visitas: 4241

Supongo que lo de Javier es por aquello de envolverme de elegancia y de formalidad, de ese rancio abolengo que tanto amo y detesto por igual. Seguiré siendo el nieto de Gloria y el hijo de Asun y Maxi. Y que la panadera, al llegar al pueblo, me dirá que sigo igual que siempre y que: "si es que no me dan de comer por donde estoy". Estudié publicidad con el pretexto de hacer anuncios, y me dí cuenta que también con eso se podría comunicar. Tengo veinti y pocos y espero llegar a los treinta con la lista de cosas pendientes tachada. También espero haber conseguido saber decir "NO a tiempo" y decir SÍ a todo lo que quiero, sin pensar demasiado en los demás. Seguiré sin avergonzarme de que me gusta Rafaela Carrá y a no ser que me canse, seguiré amando las bodas.

Log In o Registro

fb iconAcceso con Facebook