Buscar

El Invitado Indiscreto

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Archivos
    Archivos Contiene una lista de todos los artículos de blog que se habían publicado anteriormente.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

La tercera boda de Fran Rivera

  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Imprimir
La tercera boda de Fran Rivera

¿Era necesario casarte dos veces, Fran?, ¿Dos veces?, ¿Dos exclusivas? Lo poco gusta, lo mucho cansa. “Estoy cansada de la familia Rivera” diría alguien que yo me sé. Aunque ahora parece que las aguas entre los Pantoja y los Rivera están calmadas. Esta vez Paquirrin si ha asistido a la boda. No ha habido malas interpretaciones. Un idílico reencuentro. Tana, Caye y Kiko. Evitemos comparaciones. Detesto a los hombres que no se abrochan los sastres en una ceremonia. El calor sevillano no justifica nada.  

b2ap3_thumbnail_2026534130_extras_albumes_0.jpg

Gtres via Vanitatis

Tana de rojo. Homenajeando a los capotes toreros. Al rojo español. A su padre. Perfecta. Para su edad y para su cargo. Orfebrería andaluza de aires bizantinos. Roberto Diz dió en el clavo. Nunca fallas, Maestro.

El azul tinta con corbata estampada sobre fondo marfil daba señorío, importancia, categoría,  aire andaluz. Fran Rivera, galantería. Nunca fallas, Maestro.

b2ap3_thumbnail_1000455276_extras_albumes_0.jpg

Gtres via Vanitatis

 Intento fallido el la novia, la idea era perfecta, pero mal solucionada. O al menos para lo que se espera de una diseñadora de vestidos de novia.  Lágrimas de cristal, como sacadas de una lámpara de comedor, por mucho cristal italiano que se empeñen en adjetivarlo, cintura a la cadera y gasa en rosa asalmonado. De aires vintage y con un moño alto algo confuso.

 Desmedidas las críticas en algunos medios. Merecidas dirían otros. Quien mucho abarca poco aprieta. Tres bodas.  La opulencia quedó en la primera, un falso intento de está en la segunda y a la tercera, va y se desluce. De aquellas aguas estos barros. Os pudieron más las ganas, o los acuerdos publicitarios, que hacerlo de la manera más coherente.

Lourdes lo ha intentado. Sencilla, guapa, de tez natural. Sonriente y con ojos expresivos. Delicado y exquisito el velo de aires vintage que se cerraba con un broche. No entremos en más detalles. Echémosle un capote.

b2ap3_thumbnail_page.jpg

                                                                                       Gtres via Vanitatis

Es más frustrante desaprovechar el escenario perfecto para impulsar tu firma de ropa, que saber que no ibas bien resuelta. Una diseñadora que se viste así misma y no acierta, no se conoce, no trasmite, no comunica, no vende.  Sibi, la otra parte de Analilen tampoco acertó. El azul es su color pero no en tornasolado demodé. Niñas bien jugando a “Diseña la moda” con la de talento que hay sin oportunidades.  

b2ap3_thumbnail_504990260_extras_albumes_0.jpg

 

Gtres via Vanitatis
Etiquetado en: bodas celebritis famosos wedding
en El Invitado indiscreto Visitas: 4264

Supongo que lo de Javier es por aquello de envolverme de elegancia y de formalidad, de ese rancio abolengo que tanto amo y detesto por igual. Seguiré siendo el nieto de Gloria y el hijo de Asun y Maxi. Y que la panadera, al llegar al pueblo, me dirá que sigo igual que siempre y que: "si es que no me dan de comer por donde estoy". Estudié publicidad con el pretexto de hacer anuncios, y me dí cuenta que también con eso se podría comunicar. Tengo veinti y pocos y espero llegar a los treinta con la lista de cosas pendientes tachada. También espero haber conseguido saber decir "NO a tiempo" y decir SÍ a todo lo que quiero, sin pensar demasiado en los demás. Seguiré sin avergonzarme de que me gusta Rafaela Carrá y a no ser que me canse, seguiré amando las bodas.

Log In o Registro

fb iconAcceso con Facebook